Encuentranos en las redes

Catedral Estéreo

Otro país que se despide del carbón para apostarle a la energía solar

Internacional

Otro país que se despide del carbón para apostarle a la energía solar

Polonia, un país muy dependiente del carbón, prevé cerrar su último pozo minero en 2050, cumpliendo así el plazo fijado por la Unión Europea (UE), pero su transición a la energía verde, según los expertos, va con retraso y podría toparse con numerosos obstáculos.

Pese a tres décadas de reformas del mercado que se saldaron con éxito y un crecimiento constante desde su transición del régimen comunista a la democracia, el carbón representa cerca del 80% de la potencia energética del país.

También, la gigantesca central de Belchatow, que funciona con lignito, es el “mayor emisor de gases con efecto invernadero” de Europa, según la UE y varias asociaciones ecologistas mundiales. Belchatow, un vestigio de la época comunista, funciona gracias a una extensa mina a cielo abierto situada cerca de allí, y satisface alrededor del 20% de las necesidades energéticas de Polonia.

El país debería haber empezado a relegar el carbón hace décadas para poder alcanzar los objetivos europeos de emisiones netas nulas, según el profesor Piotr Skubala, de la Universidad de Silesia, en la región minera del sur del país.

Además, las minas de carbón son responsables de más de 80.000 empleos, fuertemente subvencionados y politizados.

Las emisiones polacas continuaron siendo altas en los últimos años, en tanto el gobierno, nacionalista conservador, se empecinó en defender el carbón. Pero los altos costes de extracción y las tasas de carbono europeas han hecho que la energía a base de carbón ya no sea competitiva, por lo que Varsovia tuvo que revisar sus posicionamientos.

Así mismo, los fondos del Pacto Verde europeo son esenciales para ayudar a Polonia a alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono, subrayó el ministro polaco del Clima, Michal Kurtyka, en una entrevista reciente con la AFP.

El acceso a los fondos europeos, se ha visto amenazado hace poco, después de que Polonia y Hungría bloquearan el presupuesto y el plan de recuperación de la UE para oponerse a la nueva norma que vincula la atribución de fondos con el respeto del Estado de derecho.

Al final, se llegó a un compromiso en diciembre y los fondos se desbloquearon, liberando así hasta 56 millones de euros (casi US$70 millones) para la transición verde de Polonia entre 2021-2027.

Por ello, la semana pasada, Polonia anunció que su primera fábrica de autos eléctricos, subvencionada por el Estado, debería empezar a producir para 2024, lo que podría conllevar la creación de hasta 15.000 empleos en Silesia.

Cuatro empresas del sector público de la energía, PGE, que gestiona Belchatow, Energa, Enea y Tauron Polska están detrás de este proyecto común, denominado ElectroMobility Poland. PGE, primer grupo estatal de Polonia, se comprometió a que el 100% de su energía será renovable para 2050, apostando por la energía eólica.

Según Kurtyka, la apertura de la primera central nuclear, prevista para 2033, también forma parte de la agenda verde del país aunque, según expertos como Wisniewski, esta opción es demasiado cara para Polonia.

Por: Catedral Stereo
Fuente: elespectador.com – AFP
Foto cortesía: https://bit.ly/37Qf9hF

Comentarios
Continue Reading

Más en Internacional

TENDENCIAS

VIDEO DE LA SEMANA

To Top