Un total de 143 países podrían alcanzar 100 % de «energía limpia» hacia 2050