Donación de US$ 1,2 millones acelera fabricación de respiradores