Hoy la Iglesia celebra a dos mujeres aguerridas y mártires de la fe