La Iglesia hace un llamado por el respeto a la vida