Comunión en la mano y Misa sin la paz en las iglesias de Roma para evitar el coronavirus