En Bogotá una pantalla gigante recorre las calles llevando cine a los balcones