Más de 50 millones de estadounidenses ya votaron para las presidenciales