Egan Bernal, el mejor colombiano en la segunda etapa de la París Niza

Tu Blog
Compartir:

La figura de Egan Bernal va cogiendo más peso con el paso de las carreras. Su intensidad y sus ganas a la hora de competir, lo hacen un corredor completo. Realiza cada función con la misma entrega, sin importar cuál sea. Lo demostró en la última etapa del Tour Colombia 2.1, llevando de la mano a Iván Ramiro Sosa en el ascenso al alto de Palmas y este lunes lo confirmó en los últimos kilómetros de la segunda etapa de la París Niza, que se corrió de Les Bréviaires a Bellegarde: rompió el pelotón principal, marcó el ritmo y además, le sirvió como punta de lanza a Michal Kwiatkowski para el embalaje final, que se quedó en manos de Dylan Groenewegen.

WhatsAppSigue a Catedral Stereo en WhatsApp

Le puede interesar: Alberto Corradine, orgullo zipaquireño, honrado como miembro honorario de la Academia Colombiana de Historia

Bernal terminó séptimo y Kwiatkowski quinto. Tal vez, la clasificación no refleje en posiciones el trabajo que realizó el pedalista criado en Zipaquirá, quien es líder de los jóvenes. Sin embargo, la labor del colombiano fue tan importante que en apenas la segunda etapa le sacó cuatro segundos en la clasificación general a un gran candidato a quedarse con el título de la carrera como lo es Romain Bardet, seis a Nairo Quintana y 16 a otro hueso duro de roer como Bob Jungels. El resto de favoritos se han ido quitando ese rótulo por los vientos, que han generado cortes en la competencia. Razón por la que Simon Yates está a más de siete minutos de la punta o Miguel Ángel López a más de nueve.

El trabajo de Egan Bernal fue sorprendente, sobre todo en los últimos kilómetros, gracias a ese empuje que lo caracteriza, el equipo Sky rompió un grupo de 40 corredores y lo límito a siete. Desde atrás, persiguiendo a esos escapados, estaban Quintana, Jungels y Bardet: apretando dientes y pedaleando, gastando todas sus fuerzas para evitar que el ciclista colombiano del Sky sacara una mejor renta. Al final, solo perdieron cinco segundos, un tiempo que puede ser importante en la prueba reina de la competencia, que será la séptima etapa en Col de Turini. No obstante, antes hay que superar una contrarreloj individual de 25 kilómetros en Barbentane.

Una etapa loca, propicia para los sprinters, y nerviosa desde el banderazo de salida, con un pelotón inquieto después de las sorpresas por el viento en la primera jornada. Edet (Cofidis), De Marchi (CCC) y Gaudin (Direct Energie) partieron en fuga muy pronto, pero no fueron muy lejos debido a un ritmo de etapa infernal en las dos primeras horas, superior a los 50 por hora. En el kilómetro 58 las maniobras del Groupam, Bora y Trek produjeron la rotura del grupo en tres partes. Momentos de tensión y caídas. En una de ellas aterrizaron el campeón de España Gorka Izagirre y el francés Barguil, ambos obligados a abandonar la carrera.

En el primer grupo quedaron Quintana, Bernal, Bardet y Kwiatkowski, mientras que Jungels y Simon Yates se cortaban en un segundo sector. Ocasión para que el Sky tensara en cabeza hasta el reagrupamiento en el kilómetro 100. Otra caída a 40 de meta volvió a encender las alarmas. Rigo Urán se fue al asfalto y Kwiatkowski con problemas mecánicos quedó rezagado. Otra vez ritmo elevado y grupo principal reducido a 23 hombres. Con todos los favoritos reunidos la batalla se recrudecía por momentos, aunque de nuevo se produjo el reagrupamiento general a 10 kms de Bellegarde.

Jumbo tomó las riendas para que repitiera Groenewegen, pero el viento seguía haciendo estragos y el Sky metió cuneta para volver a reventar el pelotón. Quedaron delante 8 corredores, entre ellos los españoles Luis León Sánchez y Cortina. Pero los velocistas estaban representados por el propio líder y el italiano Trentin. Con el pelotón cerca atacó Cortina para sorprender, pero el asturiano tuvo la respuesta de un Groenewegen implacable, que finalmente alzó los brazos, por segunda vez en esta edición y cuarta de la temporada.

La tercera etapa se disputa este martes entre Cepoy y Moulins/ Yzeure, de 200 kilómetros, otra opción para los velocistas.

Cortesía: elespectador.com
Foto tomada de: https://goo.gl/oE5eoE