Un día como hoy comenzó la práctica de la adoración perpetua al Santísimo Sacramento