La Unesco reconoce al barniz Mopa-Mopa como patrimonio de la humanidad