Papa Francisco pone en oración a los políticos, para que busquen el bien de su país y no el de su propio partido