Otro país que se despide del carbón para apostarle a la energía solar