El Papa Francisco rezó por las mujeres embarazadas y pidió mantenerlas en oración